Recordando la fregona

fregona

“La fregona no tiene suficiente entidad y es un producto poco académico y nada intelectual. Aún así, yo estaba tan orgulloso de haber lanzado al mercado la fregona, de haber contribuido a dignificar el trabajo más humillante e ingrato de entonces, así como de combatir enfermedades como la artritis, la artrosis de rodillas, las infecciones en las manos y las desviaciones en la columna vertebral que sufrían miles de españolas. Fueron muchos los días que, de incógnito, me iba hasta los alrededores de la ferretería Choliz, la primera de Zaragoza donde se expuso una fregona en un escaparate. Allí me quedaba horas disimulando para ver la reacción de la gente”.

Así se refería a la fregona Manuel Jalón Corominas (1925-2011), ingeniero aeronáutico e inventor español y responsable gran cantidad de patentes (entre las que destacan además de la fregona, la aguja hipodérmica desechable) . La primera vez que la prensa habló de la fregona lo hizo en un artículo publicado en “Ya” (Madrid, 15 de junio de 1958). Entonces se comentaba que en la Muestra Internacional de Barcelona se había presentado “una escoba ultramoderna para ser usada por toda la familia y que los hombres también podríamos utilizar sin avergonzarnos”.

Manuel decidió aplicar la aeronáutica a la fregona: “Tomando como referencia la forma de la carcasa de un avión, diseñé el primer cubo de generatriz curva (que es la que da resistencia al fuselaje de los aviones) con su escurridor de plástico con forma de tricornio. Este modelo de fregona, de la que tengo patente de invención en muchos países del mundo. Es la primera en la que se puede inyectar el plástico y también la misma que tras 35 años en el mercado, no ha sido superada ni mejorada por nadie en el mundo”.
En 1989, y después de haber vendido más de 60 millones de fregonas en todo el mundo, Manuel Jalón y varios de sus socios en Manufacturas Rodex, S.A., vendieron sus acciones a la multinacional holandesa Curver BV.

Anuncios
    • Manu R
    • 12/10/14

    Es genial lo que cuenta de pasarse horas de incógnito para ver la reacción de la gente. Cómo me gusta el Made in Spain 🙂

    • Pues sí Manu, hubiera sido muy curioso verle de incógnito y sobretodo ver las expresiones de la gente que miraba ese escaparate en Zaragoza.

      Saludos y gracias por seguir el blog.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: